Premios GreenTec 2017

La versión alemana de esta web, que también pusimos en marcha en 2013, ha sido seleccionada como finalista en el Top10 de la categoría «Deportes» para los premios GreenTec Awards 2017. Estos premios aúnan medio ambiente y economía, y son los más importantes de Europa en este ámbito. Constan de varias categorías (energía, vivienda, etc.) y su objetivo es dar un reconocimiento a los productos y proyectos innovadores que muestran el camino a un futuro con mayor conciencia medioambiental.gta_siegel-2017_top10_35x55_300dpi_rahmen

El 12 de mayo de 2017 se celebra una gala en Berlín, en la que se realizará la entrega de los trofeos. A esta gala sólo acuden los tres primeros de cada categoría. Dos de ellos son elegidos por un jurado en enero y el tercero lo elige el público mediante una votación online durante el mes de diciembre. Si queréis apoyarnos, podéis votar AQUÍ. Tenéis que ir a la categoría «Sports», marcar la foto/proyecto con los dos esquiadores de montaña (que es el nuestro) y después ir hasta la parte inferior de la página para pinchar el «vote now». Os pedirán nombre y un mail.

En cualquier caso, agradeceros a todos que sigáis este blog, ya que cada vez somos más y ese es el mejor premio de todos!

900x300_voting

 

Trajes de surf de caucho natural

La empresa americana Patagonia, fundada por el carismático Yvon Chouinard, ha presentado en 2016 su nueva colección «Yulex» de trajes de surf sin neopreno.

Ya en los años 50, surfistas y buceadores empezaron a utilizar los primeros trajes de neopreno, debido a las propiedades de aislamiento térmico que este caucho sintético ofrece. El problema del neopreno es que su fabricación requiere mucha energía y además, al ser un producto derivado del petróleo, no proviene de una fuente renovable.

patagonia-2

Foto: Patagonia Presskit

Desde hace 8 años Patagonia ha estado haciendo pruebas para fabricar trajes de surf con caucho natural, material que surge como  «látex» de la savia de varias plantas.

Kautschukbaum

Árbol del caucho. Foto: E.Z.

Los nuevos trajes de la mencionada colección Yulex son fabricados con un 85% de caucho natural y un 15% de material sintético, el cual eleva la resistencia de las fibras a los rayos ultravioleta y a la abrasión.

Gracias al uso del caucho natural, Patagonia afirma que ha reducido la emisión de CO2 durante la fabricación en un 70%, comparado con la de los tradicionales trajes de neopreno.

patagonia-1

Bild: R.Farias©, Patagonia Presskit

Lo que más me gusta de esta innovación es el «retorno» a los materiales naturales que propone. Dejar de usar un tejido sintético y sustituirlo por una sustancia de procedencia vegetal como es el látex, es hoy en día una innovación. Cada vez hay más empresas de outdoor investigando en el campo de los materiales, en la búsqueda del Santo Grial de la sostenibilidad. Por ejemplo, la empresa nórdica de material de montaña «Klättermusen» propone en su colección Rimfaxe (chaqueta y pantalón) un tejido de algodón orgánico que sustituye al clásico poliéster de las chaquetas de montaña. Esta chaqueta, además de transpirable y cómoda de llevar, es impermeable debido a la estructura del cosido de las fibras, que al humedecerse crean una barrera física contra el agua.

Espero y confío que en los próximos años veamos grandes avances en este campo. Parece que cada vez hay más empresas dispuestas a invertir y a innovar, buscando productos más ecológicos, de menor impacto medioambiental y más fáciles de reciclar. Ojalá que así sea.

Para más información sobre los trajes de Patagonia , os incluyo este video (en inglés):

Frenos para bicicleta de la marca Promax

Uno de los grandes problemas ecológicos que afrontamos actualmente es la enorme cantidad de basura que generamos cada día. Cualquier nueva idea, por pequeña que sea, que con creatividad nos ayude a mejorar esta cuestión, tiene un gran valor.

Todos los que utilizan frecuentemente la bicicleta, y poseen unos frenos «cantilever» (también llamados V-brake), saben que las zapatas de los frenos han de ser cambiadas con relativa frecuencia.

Y es aquí donde enlazamos con el comienzo de esta entrada, ya que en cada cambio de zapatas se tiran a la basura unas pequeñas piezas metálicas, y como este tipo de freno es todavía muy utilizado en todo el mundo, la cantidad de partes metálicas que cada año terminan en el vertedero es enorme.

Estas piezas metálicas acaban en el vertedero cada vez que cambiamos las zapatas

La empresa californiana Promax ha desarrollado una solución para este problema: piezas de goma intercambiables para las zapatas. Cuando la goma queda gastada por el uso, se puede sustituir fácilmente sin tener que tirar ninguna de las piezas metálicas. El par de zapatas cuesta la primera vez unos 12,90€ y los recambios de goma unos 6 euros (precios en Berlín, a fecha octubre de 2016).

En la foto inferior he marcado con una flecha roja el pequeño gancho que permite fácilmente liberar la goma gastada, para poder sustituirla por una nueva.

Promax

Con ayuda de este pequeño gancho se puede liberar la pieza de goma

Este sencillo ejemplo, es una pequeña muestra de cómo desde el sector del material deportivo también se pueden aportar granitos de arena para la mejora de problemas que nos afectan a todos, como es en este caso la excesiva generación de basura.

Un viejo proverbio africano que siempre me ha gustado dice: mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo muchas cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo.

¿Conoces algún otro ejemplo que quieras compartir con nosotros?

¡Déjanos tu comentario abajo!

Promax

Zapatas de freno de la empresa californiana Promax

Estrategia de Sostenibilidad para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Río 2016

Apenas faltan unos meses para el comienzo de los Juegos Olímpicos, y cada vez tenemos más información sobre el plan de sostenibilidad que el equipo dirigido por Tania Braga (Head of Sustainability) ha puesto en marcha para Río 2016. Los tres pilares en los que se fundamenta este plan, y sus puntos prioritarios son:

  • People – «Games for all»: compromiso, eliminación de barreras, concienciación, sensibilización, variedad e inclusión.
  • Planet – «Reduced Enviromental Footprint»: transporte y logística, protección y recuperación de la naturaleza, construcción sostenible y gestión de residuos.
  • Prosperity -«Responsible and transparent Management»: cadena de suministro sostenible, gestión y reporting.

Estas 3 «P» (People, Planet and Prosperity) representan las tres dimensiones de la sostenibilidad: Sociedad, Medio Ambiente y Economía. A propósito de la economía, el comité organizador cuenta con un presupuesto de 7.400 millones de Reais (unos 1.800 millones de euros) pero el presupuesto total de los Juegos Olímpicos, incluyendo las inversiones en infraestructuras, alcanza los 37.700 millones de reales (unos 10.000 millones de euros). Por comparar, el mundial de fútbol de Brasil 2014 costó unos 13.300 millones de euros. En cualquier caso, habrá que esperar para conocer las cifras definitivas, porque en el año 2012 se publicó un interesante estudio de la Universidad de Oxford («Cost and Cost Overrun at the Olympics 1960-2012«) en el que demuestra que de media, los Juegos Olímpicos terminan costando un 179% más de lo presupuestado al presentar la candidatura.

Sustainability Rio 2016

Portada de uno de los documentos sobre sostenibilidad publicados por la organización

 

Cadena de Suministro Sostenible

Organizar unos Juegos Olímpicos es sobre todo un reto logístico. Según sus propias estimaciones, la organización necesita comprar y alquilar unos 30 millones de objetos, y durante los Juegos se servirán 14 millones de comidas, lo que significará unas 6000 toneladas de comida. Si a la hora de comprar estos alimentos u objetos, queremos tener en cuenta aspectos medioambientales y sociales,  además de los del costo económico, nos podemos hacer una idea de la dificultad de la tarea. Para ello, el equipo de sostenibilidad ha publicado una detallada guía: «Sustainable-Supply-Chain-Guide«, en la que establecen los criterios de sostenibilidad que se tienen en cuenta, tanto para la compra, como para el «sponsoring».

Algunos ejemplos:

  • Madera y papel: Brasil es un país de «Florestas» (bosques), así que todos los productos madereros y sus derivados han de ser fabricados con materias primas 100% recicladas, o bien han de estar certificados (como por ejemplo, por la FSC). Las necesidades son también enormes: sólo para cubrir de madera toda la superficie de la pista del velódromo olímpico se requieren 92 m³ de este material.
  • Embalaje: «siempre que sea posible», el material usado para embalar productos ha de ser reciclado y reciclable. Esta declaración, que suena imprecisa, viene acompañada por la exigencia de que los proveedores cumplan las directrices del organismo nacional brasileño de gestión de residuos: evitar, reducir, reutilizar, reciclar, etc. Además, también han publicado una detallada guía sobre el tema: Guide-for-Packaging.
  • Alimentos: los proveedores deben adherirse al compromiso «Zero Deforestation» que trata de evitar que, por ejemplo la carne, provenga de explotaciones vacunas donde se haya destruído la selva amazónica. También se establece un acuerdo con la  Marine Stewardship Council (MSC) y Aquaculture (ASC), para «promover» que el pescado y el marisco provenga de caladeros sostenibles. Esto es también poco concreto, ya que la organización no se compromete a comprar exclusivamente  pescado y marisco certificado por la MSC, sino que han firmado el acuerdo para apoyar que más proveedores certifiquen sus productos. Una curiosidad: los alimentos generarán el 80% del total de basura producida durante los juegos.
  • Condiciones de trabajo: los proveedores y subempresas deben asegurar que las condiciones laborales de sus trabajadores cumplen con los estándares mínimos del  «Code of the Ethical Trading Initiative (ETI). También se establece un trabajo conjunto con Sedex Global, una organización sin ánimo de lucro especializada en el desarrollo de cadenas de suministro global que respetan los derechos de los trabajadores. Tienen una plataforma online que permite a los compradores informarse sobre posible proveedores y sus estándares sociales.
Total Games emissions

Total de emisiones previstas: 3,6 millones de Toneladas de CO2 e

Huella de Carbono

Según el cálculo que ha realizado la organización, unas 3,6 millones de toneladas de CO2 equivalente¹ (e) es el total de emisiones atribuibles a todo el proceso de organización de los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos 2016.  Esto equivale a las emisiones generadas para que 32 millones de teléfonos móviles puedan funcionar durante un año. La ciudad de Río genera anualmente 25 millones de toneladas de CO2e y una ciudad europea como Berlín 20,7. Los desplazamientos de los espectadores para asistir al evento serán los causantes de la mayor parte de estas emisiones. Esto es debido a que se espera un 15% de visitantes del extranjero que mayoritariamente viajarán en avión, y debido al gran tamaño de Brasil, muchos de los visitantes del propio país también usarán este medio de transporte. En Londres 2012 los desplazamientos no generaron tantas emisiones como las que se esperan en Río 2016, debido principalmente a su localización europea. Sin embargo, en la capital londinense fue necesaria la construcción de más instalaciones deportivas que en Río, y este fue el factor más importante de producción de emisiones.

Games 2016 Carbon Footprint

* Los viajes de los espectadores van a generar la mayor parte de las emisiones

La estrategia diseñada por los organizadores para contener el nivel de emisiones de CO2e se basa en los siguientes principios:

  • Evitar y reducir emisiones a través de una adecuada y temprana planificación. Utilización de materiales y productos con baja huella de carbono.
  • Sustituir la gasolina por combustibles como el etanol, o siempre que se pueda utilizar electricidad.
  • Compensar las emisiones no evitables a través de inversiones en proyectos para la protección del clima. Para ello se establece una cooperación con la compañía DOW Chemical.

En Brasil, el 45,3% del total de energía y el 85% del total de electricidad proviene de fuentes renovables, gracias principalmente a la energía hidroeléctrica. Esto influye de una manera muy positiva en la reducción de la huella de carbono. Por comparar, en España (año 2014) el 14,5% de la energía primaria y el 39,5% de la electricidad provino de renovables.

Más información: Carbon Footprint Management Report Rio 2016

Puntos Críticos

  • Bahía de Guanabara: en este lugar se han programado diferentes pruebas olímpicas, entre ellas, la vela y la natación en aguas abiertas. Lamentablemente, la bahía se ha hecho famosa por la grave contaminación que presentan sus aguas. Parece poco probable, que en el poco tiempo que queda, la calidad del agua pueda cumplir con los estándares deseados.
  • Campo de golf: ha sido construido en un área natural protegida. La organización ha tratado de justificar esta decisión, alegando que el lugar estaba muy deteriorado y parcialmente cubierto por especies invasoras no autóctonas. Han publicado un gráfico explicativo:

Campode Golf Rio 2016

  • ¿Dónde está la herencia del Mundial de Fútbol 2014? En uno de los documentos leo «For the 2016 Games, the Area adjacent to the Maracana Stadium will require large-scale urban renewal». Y entonces me pregunto: ¿cómo puede ser que dos años después del Mundial de Fútbol y de una inversión de 15 millones de dólares, tengan que renovar los alrededores del estadio de Maracaná, que fue donde se celebró la final en 2014?
  • Patrocinadores como Mc Donalds o Coca-Cola: estas multinacionales no son especialmente conocidas por su compromiso con la sostenibilidad, por ello, nos podemos preguntar: ¿es consecuente aceptar el patrocinio financiero de cualquier empresa, independientemente de cuál sea su política empresarial?

Comentario

La tendencia es clara. La sostenibilidad es uno de los criterios que cada vez tiene más peso a la hora de tomar decisiones en la organización de los Juegos Olímpicos. La dificultad radica en conciliar la sostenibilidad con otros aspectos fundamentales como costes, calidad, plazos, riesgos, etc.

El comité organizador de Río 2016 ya ha recibido la certificación internacional  ISO 20121 (International Standard for Sustainable Event Management), lo cual indica que están en el buen camino. Me gustaría valorar muy positivamente, que en pro de la transparencia, la organización haya publicado en internet tanta información sobre sus actuaciones en este tema.

——

*Fuentes: todos los documentos sobre la sostenibilidad en Río 2016 se pueden consultar AQUI. Todas las informaciones y gráficos de esta entrada las he obtenido de estos documentos.

1) El CO2 equivalente (CO2e) no sólo incluye al dióxido de carbono, sino a todos los gases que producen efecto invernadero.

 

Infographic by Alberto Ravelli (www.greenmatch.co.uk):

Environmental Impact of Rio2016

La ISPO en verde

A finales del pasado mes de enero me fui a Múnich a ver la ISPO. Esta feria del “Sport Business”congrega anualmente a más de 80.000 personas en la capital bábara y es considerada como la más importante del sector. Los fabricantes aprovechan este evento para presentar sus nuevos productos, así como las actuales tendencias en outdoor, ski, fitness, running, etc.

En la revista Desnivel nº 357 del mes de Marzo me han publicado un artículo titulado «La ISPO en verde» en el cual informo, desde el punto de vista de la sostenibilidad, sobre las distintas  propuestas y novedades que las marcas de outdoor han presentado para la próxima temporada.

¡Espero que os resulte interesante!

Desnivel nº 357

Ceras ecológicas para esquiar

Ahora que estamos en plena temporada invernal, es el momento de disfrutar de la nieve con deportes sostenibles como son el esquí de montaña y el esquí de fondo. Tener los esquís bien encerados es fundamental para poder deslizarse adecuadamente, o bien para «agarrar» la nieve en el caso del esquí de fondo clásico, y así aumentar las prestaciones y la diversión de la experiencia.

Hay dos tipos de encerado:

  • Encerado en frío: dura muy poco, apenas unas bajadas, ya que la cera no se introduce bien en la suela del esquí/tabla, y el rozamiento con la nieve la desprende rápidamente. Se utilizan para momentos puntuales y las suelen vender en envases con aplicador, como la crema para los zapatos.
  • Encerado en caliente: se utilizan unas ceras sólidas (en bloque o en polvo) y por eso hace falta una plancha que nos permita deshacerlas con ayuda del calor, para así poder aplicarlas adecuadamente. Es un encerado que dura mucho más y que hidrata profundamente el material, ya que la cera penetra mejor en la suela.

Como habéis visto, las ceras que necesitamos para encerar «en frío» o para encerar «en caliente» son diferentes, y dentro de estas dos categorías también hay una amplia variedad de ceras para los distintos tipos de nieve que nos podemos encontrar: desde nieve polvo muy fría (-15 hasta -30ºC), hasta nieves más húmedas y con más temperatura( -5 a 0ºC).

Ceras NZero

Quizás os hayáis preguntado alguna vez de qué material están hechas estas ceras. Pues bien, resulta que la gran mayoría de ellas se fabrican con Parafina, un derivado del petróleo, y con mucha frecuencia se les añaden aditivos como el flúor, para que repelan mejor al agua. Actualmente encontramos incluso ceras «altamente fluoradas», que en un principio se usaban sólo en competición, pero que con el tiempo han llegado al gran público. Por desgracia, el añadido de flúor se consigue gracias a los perfluorocarbonos o PFCs. Los PFCs son una familia de compuestos químicos que  debido a sus enlaces de carbono y flúor, tienen unas propiedades físicas muy peculiares (impermeables, antiadherentes, ignífugos, etc.). Lamentablemente, estos enlaces químicos son tan estables que apenas resultan biodegradables, lo que los convierten en unos potentes y peligrosos contaminantes.

Ya hemos comentado que al esquiar se va desprendiendo la cera y se va depositando en la nieve. En cuanto las altas temperaturas provocan el deshielo, esos restos de cera se juntan con el agua y pasan a formar parte de las aguas subterráneas o de los ríos.  Ahora imaginaros lo que pasa con la calidad del agua que estos ríos transportan a nuestras casas, si los miles de esquiadores que cada invierno se deslizan por las pistas utilizan unas ceras que contienen productos contaminantes como los PFCs, que son bioacumulables y apenas biodegradables. Aunque apenas se dejen unos gramos de cera en cada visita, tenemos que tener en cuenta que al año en el mundo se producen más de 300 millones de visitas a estaciones de esquí.  No es por tanto de extrañar, que Greenpeace en su último estudio haya encontrado restos de PFCs en las «zonas más remotas» de la tierra.

El otro grave problema que nos encontramos con estas ceras fluoradas lo padecen especialmente los profesionales del esquí que se pasan horas encerando y cuidando del material. Resulta que el vapor de flúor es tóxico, y los que hayáis probado a encerar en caliente con una plancha, habréis tenido la experiencia de ver cómo se liberan unos vapores durante el proceso, que no huelen especialmente bien. Usar mascarilla, protegerse los ojos y estar en un lugar muy bien ventilado es fundamental para trabajar con este tipo de ceras, pero aún así, esto no garantiza la protección total de la salud como varios estudios* han advertido.

Pero no todo son malas noticias, porque por suerte ya tenemos alternativas más ecológicas. Una empresa catalana con el nombre de NZero nos ofrece unas ceras fabricadas con extractos vegetales, libres de parafina y de PFCs.

Productos NZero

Las características de estas ceras «ECO», según el fabricante, son:

  • 100% ceras vegetales: Todas las ceras están hechas con ingredientes 100% naturales. La base es una mezcla de soja, maíz y extractos naturales,  sin el añadido de aditivos tóxicos.
  • 0% parafinas y fluorados: estos productos están 100% libres de hidrocarburos, parafinas y otros contaminantes.
  • 0% humos y vapores tóxicos: al encerar en caliente producen menos emisiones, y las mismas no son tóxicas.

Enhorabuena a NZero por esta innovación, que no sólo cuida nuestro material, sino también el medio ambiente y nuestra salud. Más información sobre esta empresa aquí

*Para ampliar información sobre el tema, os dejo aquí un interesante artículo en inglés.

 

 

 

 

Proyecto Clean River

Uno de las actividades deportivas que más me gusta es navegar con el Kayak por el mar. Es un deporte silencioso y que no contamina, se desarrolla en un escenario de gran belleza y además es un excepcional entrenamiento… ¿Qué más se le puede pedir?

Desde hace años mi hermano y yo hacemos pequeñas excursiones por la costa de Levante en verano, y por desgracia, cada vez recogemos más bolsas de plástico que flotan en el mar durante estas cortas travesías. Este tipo de contaminación, lejos de disminuir, tengo la sensación de que cada año va a peor.

-®cleanriverproject_DE_72dpi_011

Foto: Stephan Horch

Curiosamente, mientras volvía el otro día en un tren desde Berlín, leí en una revista de la Deutsche Bahn un interesante artículo sobre los «Grüne Helden 2015» («los héroes del medio ambiente 2015»). El artículo describía las iniciativas más destacadas de este año, que diversas personas han puesto en marcha en distintos lugares de Alemania, para contribuir a mejorar el medio ambiente. Uno de los protagonistas llamó inmediatamente mi atención con su original proyecto «Clean River». El autor se llama Stephan Horch y su pasión es navegar con el Kajak por los ríos.

-®cleanriverproject_DE_72dpi_001

Stephan Horch

Stephan empezó a recoger los residuos plásticos que se iba encontrando durante sus paseos y travesías con el kayak. Como él es diseñador gráfico y artista de profesión, antes de tirar al contenedor las basuras encontradas, se le ocurrió fotografiarlas dándoles un aspecto artístico, para así llamar más la atención sobre este problema.

-®cleanriverproject_DE_72dpi_017

Arte con residuos plásticos. Foto: Stephan Horch

-®cleanriverproject_DE_72dpi_014

Algunos de los objetos encontrados. Foto: Stephan Horch

Lo que empezó siendo una acción altruista de un aficionado al kayak se convirtió en poco tiempo en un proyecto con bastante resonancia en los medios y en las redes sociales: thecleanriverproject. En septiembre acaba de realizar con éxito su primer Crowdfunding para financiar una travesía de varios días por el Rin, incluyendo exposiciones de sus fotos en varias de las ciudades de paso, con el objetivo de sensibilizar a más personas sobre el problema de los residuos de plástico en la naturaleza.

Logo CLEANRIVERPROJECT_131113

-®cleanriverproject_DE_72dpi_013

Foto: Stephan Horch

En la página web del proyecto, el autor nos anima a involucrarnos activamente para aportar nuestro granito de arena en el solución de este problema. Las propuestas concretas son:

  • Evitar siempre que se pueda las bolsas de plástico, embalajes de plástico y los productos de usar y tirar.
  • Evitar las pastas de dientes y productos cosméticos que contienen micro-plásticos.
  • Evitar los productos que contienen PVC (policloruro de vinilo).
  • Tirar los residuos plásticos siempre al lugar adecuado para su reciclaje o correspondiente tratamiento.

Os añado una última propuesta: informarse activamente de cómo vivir sin plástico, y para ello consultar algunas páginas webs tan interesantes como: sinplastico.es y Zerowastehome.

Aquí tenéis la página de Facebook del proyecto: cleanriverproject

Aquí la web oficial: cleanriverproject

-®cleanriverproject_DE_72dpi_012

Foto: Stephan Horch


 

 

Zapatillas made in Germany

Como todos sabéis, la gran mayoría de las zapatillas que utilizamos para hacer deporte se fabrican actualmente en Asia. Al leer el interior de las lengüetas de las «deportivas» que tengáis por casa, veréis que casi todas vienen de países como China, Filipinas, Indonesia, etc. Sin embargo, al igual que en los cómics de  Asteríx, «una aldea de irreductibles galos resiste al invasor», aunque bueno, en este caso no son galos sino germanos, concretamente de Hamburgo.

Casi todas las zapatillas de deporte se fabrican en Asia…

Hoy os quiero hablar de una marca alemana de zapatillas que se llama LUNGE. Esta empresa ha tenido la osadía de fabricar sus zapatillas en Alemania, desafiando el modelo imperante de reducir costes y deslocalizar la producción a miles de kilómetros de Europa. Y lo mejor de todo, están teniendo éxito. Hace unos años, los hermanos Lars y Ulf Lunge decidieron crear y diseñar sus propias zapatillas, apostando por un producto de mucha calidad y alto precio: un par de zapatillas cuesta 200 euros.

senkel_und_schrift__228px

Otra de las características que me llama la atención de este modelo de negocio, es su apuesta por la sostenibilidad. Además de que utilizan material reciclado para fabricar algunas de las partes de la zapatilla y se anuncian como veganas (no llevan cuero ni lana), el fabricante asegura que la suela pierde sus propiedades elásticas tras unos 1000km de uso frente a los 500km, que según dice, es lo habitual. Una vez que esto sucede, se pueden enviar las zapatillas a la fábrica, y por 80 euros te renuevan completamente toda la suela, para que así las puedas seguir utilizando.

Resumiendo, las tres características que más me gustan de esta marca:

  1. Fabrican en Alemania, reduciendo así la contaminación producida por los habituales largos trayectos de transporte desde Asia, y de este modo asegurando que se cumplen los estándares de condiciones sociales de los trabajadores y protección del medio ambiente. Esto, que debería ser evidente, no lo es ni mucho menos cuando se fabrican en países como por ejemplo China.
  2. Apuestan por un producto de calidad que dure, ofreciendo la posibilidad de renovar la suela por 80 euros y alargar así su vida útil.
  3. Usan material reciclado para la fabricación de algunos de los componentes.

He de decir que todavía no he tenido la oportunidad de probar estas zapatillas y desconozco si están disponibles en España. Además, hay que tener en cuenta que su precio elevado responde, entre otras cosas, a que este producto está orientado a un mercado con clientes de alto poder adquisitivo como son los alemanes. Pero más allá de todo esto, el objetivo de este post es informar de que las cosas se pueden hacer de otra manera y de que ya hay empresas de productos deportivos que están buscando soluciones creativas para fabricar de una manera más localsostenible.

Y pienso ahora en empresas españolas que fabrican botas de montaña como Boreal, Bestard o Chiruca. A lo mejor se podían plantear, al igual que hace Lunge con sus zapatillas, ofrecer a los clientes la posibilidad de mandar las botas a fábrica, y por un precio razonable, cambiar las suelas desgastadas para poder seguir usándolas más tiempo…

Os dejo un vídeo (subtitulado en inglés) para que conozcáis un poco mejor esta marca:

 

¿Cuál es la huella de tu deporte?

El periódico digital Ecopost ha publicado un artículo sobre deporte y sostenibilidad titulado ¿cuál es la huella de tu deporte?, en el que se hacen eco de los consejos que tenemos publicados en este blog en la sección de ¡colabora! Ecopost es una interesante publicación independiente, con sede en Pamplona, especializada en economía y sostenibilidad.

Pulsa aquí para leer el artículo.

Ecopost