La marca VAUDE ejemplo de sostenibilidad

En noviembre de 2011 en la ciudad de Düsseldorf se entregaban los premios alemanes de la sostenibilidad. En la categoría de pequeñas y medianas empresas con una mejor “estrategia sostenible de futuro”, la conocida marca de artículos de montaña VAUDE era premiada con un meritorio tercer puesto general, siendo la primera marca deportiva. Esta empresa familiar alemana, cuya sede se encuentra en el Lago Constanza, recibía así un merecido reconocimiento a su labor por convertirse en una de las empresas de material deportivo más sostenibles del mundo.

Además, la web Rank a Brand, probablemente la más completa para comparar la sostenibilidad de las empresas en diferentes ramas, le otorga su primer puesto en el sector de ropa deportiva outdoor, incluso por delante de la empresa americana PATAGONIA, que en los últimos años ha sido siempre un referente de sostenibilidad, con campañas publicitarias en las que incluso pedían a sus clientes que no compraran sus chaquetas si realmente no las necesitaban (Don’t buy this Jacket – Patagonia)

Pero ¿qué acciones concretas están llevando a cabo los gestores de VAUDE para ser una empresa líder en sostenibilidad e incluso ser galardonados por ello?

Vaude

RESPONSABILIDAD SOCIAL

Desde el año 2010 VAUDE es miembro de la Fair Wear Foundation , que es una iniciativa destinada a mejorar las condiciones de los trabajadores de las fábricas textiles en todo el mundo y que anualmente audita y controla a las empresas que forman parte de la misma.

La asociación austriaca que coordina la Clean Clothes Campagne , le otorga a VAUDE el máximo nivel de los 5 que tiene, en cuanto a transparencia y condiciones de los trabajadores en sus fábricas, que se encuentran entre otros países en China, Vietnam, Bulgaria, etc.

MEDIO AMBIENTE

Además de compensar gran parte de sus emisiones de CO2 (aunque todavía no todas)  con proyectos a través de myclimate,  VAUDE tiene la línea de artículos “Green Shape”, los cuales han sido elaborados en al menos un 90% con material reciclado o con algodón BIO. Más de la mitad de los productos llevan también el sello de la empresa suiza Bluesign, que con sus controles certifica que están fabricados con compuestos químicos que cumplen unos estándares bastante estrictos para no contaminar el agua ni dañar la salud de los trabajadores. Greenpeace  critica que esta certificación de Bluesign todavía admite el uso del Flúor en la fabricación de material, el cual, como veremos más tarde, es un compuesto muy dañino para el medio ambiente.

VAUDE también colabora con la asociación para la defensa de la naturaleza WWF ,  ya que un 1% de los beneficios generados por la línea “Green Shape” se destinan como donación a esta asociación.

TODAVÍA QUEDA MUCHO POR HACER

La principal crítica que se puede hacer a VAUDE es también extensible al resto de fabricantes de artículos de montaña, y se basa en el uso de los  Fluorocarburos como impermeabilizantes textiles (los encontramos principalmente en las membranas de Gore-Tex y en el tratamiento químico que llevan las prendas técnicas en la superficie). Los Fluorocarburos son unos compuestos químicos que tienden a romperse muy lentamente en el medio ambiente y se consideran contaminantes orgánicos. Los más conocidos son los CFCs (clorofluorocarburos) usados antiguamente en sprays y neveras, que se prohibieron mundialmente al quedar demostrado que destruían la capa de ozono.

Greenpeace ha publicado a finales de 2012 un exhaustivo informe en Alemania, donde analiza todos los compuestos químicos de 14 chaquetas y pantalones de primeras marcas outdoor (North Face, Jack Wolfskin, Marmot, Patagonia, Vaude, etc.). La conclusión es clara, y es que practicamente todos los fabricantes siguen usando y contaminando el agua en mayor o menor medida con estos peligrosos compuestos hidrófugos, a pesar de que existen alternativas de tejidos impermeables libres de Flúor como por ejemplo el Sympatex. Falta transparencia y un verdadero compromiso del sector para la no utilización de  los compuestos químicos derivados del flúor en la cadena de fabricación.

Las buenas noticias son que actualmente VAUDE ya sólo oferta  productos con membranas impermeables de Sympatex  y además tienen como objetivo publicado renunciar completamente al uso de los fluorocarburos. Su margen de mejora está en encontrar una alternativa libre de flúor al llamado “Durable Water Repellency” ( el ya mencionado tratamiento superficial de las prendas ) y con la que puedan ofrecer prestaciones de similar calidad. Actualización: esta alternativa ya existe, por ejemplo la empresa Nikwax ofrece tratamientos impermeabilizantes para tejidos completamente libres de PFCs.

Vaude etiqueta

RESUMEN

VAUDE está apostando firmemente por la sostenibilidad en el competitivo negocio del material deportivo de montaña, demostrándolo con acciones concretas y no sólo con intencionadas campañas de greenwashing. Sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer, sobre todo en la protección de la naturaleza y aumentando los estándares laborales de sus trabajadores de las fábricas en Asia.

Los usuarios también tenemos nuestra parte de responsabilidad, ya que no tiene sentido comprar una chaqueta diseñada para condiciones meteorológicas extremas cuando sólo queremos ir a pasear al parque, y son materiales cuya elaboración tiene un alto costo medio ambiental.

Un pensamiento en “La marca VAUDE ejemplo de sostenibilidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s