Heldenmarkt en Berlin

El pasado fin de semana estuvimos en el Heldenmarkt (“mercado de héroes”) en Berlin. En esta feria anual se presentan todo tipo de productos y servicios “sostenibles”: desde bancos como Triodos, GLS, Umweltbank, hasta empresas de café ecológico y de comercio justo, pasando por ropa, cremas e incluso coches eléctricos para compartir.

Además de la clásica presentación de productos, de forma paralela se desarrolla un programa de charlas y talleres. He escrito esta entrada en el blog, porque os quiero hablar de una de las conferencias en las que estuve.

Letrero del “mercado de héroes”

La charla que os comento fue conducida por Michael Kopatz, autor del libro “Ökoroutine” (rutina ecológica), en el cual defiende la idea de que para avanzar hacia una sociedad más sostenible, hay que dirigirse a “cambiar las estructuras y no a las personas”. El fundamento de esta propuesta reside en el hecho de que para la mayoría de las personas y para las empresas, es muy difícil cambiar de manera espontánea de costumbres, sobre todo, si ello implica algún tipo de molestia, incomodidad o desventaja. Resulta todavía más difícil cuando tenemos la percepción de que es muy probable que los demás sigan actuando como hasta ahora. Colectivamente queremos proteger más el clima, individualmente nos cuesta dar el primer paso.

Ejemplo: ¿por qué he de volar en avión mucho menos, aunque sea muy contaminante, si los demás van a seguir volando igual o más? Sería más realista no aumentar más el número de despegues y aterrizajes de un aeropuerto, o no construir una segunda o tercera pista, si decidimos que es necesario no seguir aumentando el tráfico aéreo para cumplir los compromisos climáticos. Siguiendo con un ejemplo de transporte: es más efectivo que algunas ciudades europeas ya hayan anunciado que la circulación de coches diésel en sus calles estará prohibida a partir de una determinada fecha en los próximos años, que esperar a que la industria automovilística deje de fabricar los coches diésel de manera voluntaria. Inclusos algunos países como Noruega, quieren prohibir la venta de vehículos con motores diésel y gasolina a partir de 2025.

Según Kopatz, los estándares de la Union Europea han conseguido que en muchos ámbitos se hayan producido cambios, que por sí solos y de manera voluntaria, las empresas nunca hubieran realizado. Por ejemplo: muchos aparatos electrónicos, cuando aparentemente estaban apagados, consumían en el modo “stand-by” hasta 30 w. Actualmente hay una normativa de la EU referente a los mismos, que establece un límite de consumo en 0,5 w cuando están en Stand-by, y más de 500 millones de ciudadanos europeos se benefician de este ahorro energético, el cual no hubiera sido nunca posible sin esta normativa europea.

Con el tabaco y fumar podemos describir otro ejemplo. Durante años se ha intentado mediante campañas, cada vez más agresivas, intentar convencer a los fumadores de que estaban perjudicando su salud y la de los demás. Apenas se redujo el consumo de tabaco. El punto de inflexión se produjo cuando se prohibió fumar en los centros de trabajo y en los bares.

Dr. Michael Kopatz

La política ha de establecer la dirección, en forma de estándares y normativas, y los ciudadanos han de exigir de los políticos que hagan este trabajo. Naturalmente habrá quien critique que este enfoque resulta demasiado dictatorial, sin embargo usemos los coches para intentar justificarlo. Ponerse el cinturón de seguridad es obligatorio y está penado con una multa en caso de no hacerlo. Es una norma que beneficia en primer lugar a la persona que la cumple, ya que protege su integridad física en caso de accidente, y en segundo lugar reduce los costes sanitarios al producirse menos heridos, o de menor gravedad. Habrá quien diga que esta ley invade la libertad del individuo, de decidir si se pone el cinturón o no, pero no se podrá negar que redunda en un incalculable beneficio social.

Dos mensajes de Michael Kopatz: innovaciones socio-culturales y cambio de las estructuras.

Si lo aplicamos al mundo del deporte, concretamente a la organización de eventos deportivos: ¿cuántos organizadores están dispuestos a preparar un evento teniendo en cuenta los aspectos sociales y medioambientales? En principio pienso que bastantes, aunque a la hora de la verdad no es tan fácil. Si por ejemplo un organizador de Maratones quiere reducir al máximo la cantidad de basura que genera su evento, pero llega un patrocinador que le regala 10.000 bolsas de plástico y otro 20.000 botellines de agua para repartir entre los corredores…¿En cuántos casos está dispuesto a renunciar a este patrocinio en especies para cumplir con su objetivo? ¿No sería más efectivo que la federación deportiva pertinente exigiera el cumplimiento de una serie de requisitos mínimos de protección medio ambiental, como por ejemplo el no reparto de bolsas de plástico a cada participante? ¿Sería esto demasiado dictatorial? ¿Es mejor regular desde fuera o confiar en la autorregulación? Al menos, Michael Kopatz lo tiene claro.

Me gustaría mucho saber qué opináis sobre este tema. Por favor dejar vuestros comentarios abajo:

 

 

 

Copenhague: ejemplo de movilidad en bicicleta

El pasado mes de junio tuve la oportunidad de circular en bicicleta por la ciudad de Copenhague. En los últimos años, la capital de Dinamarca ha destronado a Amsterdam como la ciudad europea mejor preparada para estos vehículos, y por eso tenía un especial interés en ver cómo tienen organizado su sistema de circulación para ciclistas.

En Copenhague hay más bicicletas que habitantes

A continuación podéis ver, acompañadas de fotos, las características que me han parecido más interesantes del concepto de movilidad en bicicleta de esta ciudad:

  1. MUCHO ESPACIO DEDICADO A CARRILES BICI: lo primero que me llamó la atención es la anchura de los “carriles bici”. En realidad, en muchas ocasiones son carriles de coche exclusivamente destinados para los ciclistas. En la foto de debajo, el carril derecho, el más ancho, es el carril de ida para las bicicletas. La forma de distribución de los espacios urbanos nos da un idea de las políticas activas que se llevan con respecto a los distintos medios de transporte. En muchas ciudades europeas, las bicicletas siguen estando consideradas como un vehículo de tercera clase, y por eso todavía se destinan pocos recursos y espacios a las mismas. En Copenhague es diferente.
  2. ARQUITECTURA URBANA Y DISEÑO ORIENTADOS TAMBIÉN A LA MOVILIDAD EN BICICLETA: la famosa “bycicle snake”, inaugurada hace un par de años, es un exclusivo puente para ciclistas. Es tan espectacular, que se ha convertido en uno de los atractivos turísticos de la ciudad. Si alquiláis una bicicleta, no dejéis de cruzarlo.3. CALLES EMPEDRADAS CON SUPERFICIE ALISADA PARA BICICLETAS: quien que haya tenido la oportunidad de circular por una calle empedrada con bicicleta, habrá comprobado que no es una de las experiencias más agradables que hay, sobre todo debido a la vibración que este tipo de pavimento provoca en la bici. Muchas capitales europeas tienen el centro de la ciudad lleno de estas vías, y esto hace que la experiencia de recorrerlas sobre dos ruedas no sea tan placentera como debería. En muchas de las calles empedradas de Copenhague encontramos un carril lateral para bicis, que ha sido especialmente “alisado” para facilitar la circulación.4. APARCAMIENTOS PARA BICICLETAS: por primera vez he visto en un centro comercial un enorme aparcamiento cubierto para bicicletas. Impresionante.
     

Junto a la estación de tren me encontré con este aparcamiento en doble piso, que resulta muy práctico a la hora de optimizar el espacio.

5. “GRÜNE WELLE”: una “ola verde” es un sistema de coordinar semáforos, para que a una determinada velocidad, los vehículos puedan ir alcanzado cada semáforo en verde. En Copenhague están haciendo pruebas con este sistema para las bicicletas. Se instalan una serie de luces LED en el suelo, y si el ciclista circula en paralelo viendo estas luces iluminadas, sabe que el próximo semáforo lo va a encontrar en verde. Si ampliáis la foto, veréis que os he marcado con una flecha roja la luz LED que estaba encendida en el suelo, justo cuando pasaban estas chicas con sus bicicletas.

6. BICICLETAS DE CARGA MODELO “CHRISTIANIA”: las bicicletas también pueden ser muy útiles para transportar cargas. Este modelo de bicicleta conocido como “Christiania” y que fue inventada aquí, es muy usada en Copenhague para llevar niños, material, la compra, etc. El boom de las bicicletas eléctricas ha favorecido la aparición de nuevos diseños de bicis que permiten transportar cómodamente cada vez una mayor carga. A los daneses les encanta el diseño y las bicicletas, como demuestra su infatigable búsqueda creativa de nuevos modelos para estos vehículos. Su pasión por el diseño de las mismas la pude comprobar en el centro de Copenhague, al visitar una tienda muy moderna de bicis: Biomega

7. DETALLES: los alemanes dicen que “Der Teufel versteckt sich im Detail” (“El diablo se esconde tras los detalles”), lo cual significa, que aparentes éxitos hay que mirarlos de cerca y en detalle, para comprobar si efectivamente lo son. En el caso de Copenhague y su éxito en la movilidad con bicicleta, he de decir, que hasta en los detalles me ha sorprendido. En esta foto podéis ver una escalera en la que se han tomado la molestia de añadirle un carril metálico para poder bajar las bicis con mayor facilidad. Incluso hay papeleras al lado de los carriles bici, colocadas de tal manera que el ciclista puede fácilmente “encestar” su basura en las mismas.

El único peligro que amenaza el éxito de esta ciudad, es que puede “morir de éxito”. Es decir, actualmente hay tanta gente moviéndose en bicicleta por Copenhague, que ya empiezan a tener atascos de bicis en algunas calles. Por desgracia, en muchas ciudades europeas estamos todavía muy lejos de tener este problema…

 

Si piensas que este artículo puede resultarle interesante a alguien que conoces, no dudes en compartirlo. ¡Gracias!

 

Proyecto Clean River

Uno de las actividades deportivas que más me gusta es navegar con el Kayak por el mar. Es un deporte silencioso y que no contamina, se desarrolla en un escenario de gran belleza y además es un excepcional entrenamiento… ¿Qué más se le puede pedir?

Desde hace años mi hermano y yo hacemos pequeñas excursiones por la costa de Levante en verano, y por desgracia, cada vez recogemos más bolsas de plástico que flotan en el mar durante estas cortas travesías. Este tipo de contaminación, lejos de disminuir, tengo la sensación de que cada año va a peor.

-®cleanriverproject_DE_72dpi_011

Foto: Stephan Horch

Curiosamente, mientras volvía el otro día en un tren desde Berlín, leí en una revista de la Deutsche Bahn un interesante artículo sobre los “Grüne Helden 2015” (“los héroes del medio ambiente 2015”). El artículo describía las iniciativas más destacadas de este año, que diversas personas han puesto en marcha en distintos lugares de Alemania, para contribuir a mejorar el medio ambiente. Uno de los protagonistas llamó inmediatamente mi atención con su original proyecto “Clean River”. El autor se llama Stephan Horch y su pasión es navegar con el Kajak por los ríos.

-®cleanriverproject_DE_72dpi_001

Stephan Horch

Stephan empezó a recoger los residuos plásticos que se iba encontrando durante sus paseos y travesías con el kayak. Como él es diseñador gráfico y artista de profesión, antes de tirar al contenedor las basuras encontradas, se le ocurrió fotografiarlas dándoles un aspecto artístico, para así llamar más la atención sobre este problema.

-®cleanriverproject_DE_72dpi_017

Arte con residuos plásticos. Foto: Stephan Horch

-®cleanriverproject_DE_72dpi_014

Algunos de los objetos encontrados. Foto: Stephan Horch

Lo que empezó siendo una acción altruista de un aficionado al kayak se convirtió en poco tiempo en un proyecto con bastante resonancia en los medios y en las redes sociales: thecleanriverproject. En septiembre acaba de realizar con éxito su primer Crowdfunding para financiar una travesía de varios días por el Rin, incluyendo exposiciones de sus fotos en varias de las ciudades de paso, con el objetivo de sensibilizar a más personas sobre el problema de los residuos de plástico en la naturaleza.

Logo CLEANRIVERPROJECT_131113

-®cleanriverproject_DE_72dpi_013

Foto: Stephan Horch

En la página web del proyecto, el autor nos anima a involucrarnos activamente para aportar nuestro granito de arena en el solución de este problema. Las propuestas concretas son:

  • Evitar siempre que se pueda las bolsas de plástico, embalajes de plástico y los productos de usar y tirar.
  • Evitar las pastas de dientes y productos cosméticos que contienen micro-plásticos.
  • Evitar los productos que contienen PVC (policloruro de vinilo).
  • Tirar los residuos plásticos siempre al lugar adecuado para su reciclaje o correspondiente tratamiento.

Os añado una última propuesta: informarse activamente de cómo vivir sin plástico, y para ello consultar algunas páginas webs tan interesantes como: sinplastico.es y Zerowastehome.

Aquí tenéis la página de Facebook del proyecto: cleanriverproject

Aquí la web oficial: cleanriverproject

-®cleanriverproject_DE_72dpi_012

Foto: Stephan Horch


 

 

¿Cuál es la huella de tu deporte?

El periódico digital Ecopost ha publicado un artículo sobre deporte y sostenibilidad titulado ¿cuál es la huella de tu deporte?, en el que se hacen eco de los consejos que tenemos publicados en este blog en la sección de ¡colabora! Ecopost es una interesante publicación independiente, con sede en Pamplona, especializada en economía y sostenibilidad.

Pulsa aquí para leer el artículo.

Ecopost

 

 

Clean Clothes Campaign

En el año 1989 fue fundada en Holanda la Clean Clothes Campaign” (CCC) o “Campaña Ropa Limpia” como reacción a un escandaloso informe sobre las nefastas condiciones de trabajo de una empresa proveedora de la multinacional textil C&A. La CCC está activa en 16 países europeos y funciona como una plataforma de organizaciones, que aglutina el trabajo de muchas ONGs y asociaciones de consumidores.

El objetivo de la CCC es mejorar las condiciones de trabajo en la industria textil y de artículos deportivos, especialmente en países asiáticos como Bangladesh, Indonesia, Camboya, etc., que son los que actualmente cuentan con los grandes centros de producción.

La Campaña lucha especialmente por acabar con las nefastas condiciones laborales, los sueldos paupérrimos y la falta de derechos sociales básicos de los trabajadores. Las prioridades son: mejorar las medidas de seguridad en los centros de trabajo, y establecer un salario digno que permita vivir a los trabajadores sin tener que realizar constantemente horas extras para poder sobrevivir. Actualmente, en muchos de estos países asiáticos existe ya un salario mínimo legal, que desgraciadamente suele ser demasiado bajo debido a la política de competitividad reinante entre países, ya que los gobiernos luchan por acoger la producción de las grandes marcas de ropa.

Otro de los objetivos de la Campaña es informar a los consumidores de esta injusta realidad, en demasiadas ocasiones oculta tras las prendas de vestir y de deporte que compramos en Europa.

 Clean Clothes Campaign

El pasado mes de junio se presentó el estudio anual de marcas que anualmente publica la CCC y en en cual se analizan unas 50 empresas textiles. Las compañías reciben unos cuestionarios que tienen que rellenar y los resultados son valorados en 4 áreas que son consideradas como fundamentales para la introducción de un salario digno en los países de producción.

De las 6 marcas deportivas analizadas, lamentablemente ninguna obtiene el aprobado. La mejor valorada en este estudio es PUMA y la que obtiene la peor puntuación es Decathlon:

 – PUMA: 13 de 40 puntos. Han realizado unos primero pasos para la introducción de un salario digno, pero todavía no son convincentes.

– ADIDAS:  11 de 40 puntos. Han realizado unos primero pasos para la introducción de un salario digno, pero todavía no son convincentes.

NIKE: 8 de 40 puntos. Reconocen la necesidad de un salario digno para vivir, pero hacen poco para hacerlo realidad.

ASICS:  7 de 40 puntos. Reconocen la necesidad de un salario digno para vivir, pero hacen poco para hacerlo realidad.

New Balance: 6 de 40 puntos. Reconocen la necesidad de un salario digno para vivir, pero hacen poco para hacerlo realidad.

Decathlon: 4 de 40 puntos. No hacen prácticamente nada para introducir un salario digno.

La totalidad del estudio se puede leer aquí (inglés y alemán):  Firmen Check 2014Der Firmencheck!

La CCC nos hace una serie de propuestas, para que también nosotros nos activemos y participemos:

1) Infórmate: puedes seguir las últimas noticias y acciones de la Campaña en su página web o en facebook.

2) Alarga la vida útil de tus prendas de vestir: cambiarlas cuando ya no las queremos, o coserlas cuando se rompen, son algunas de las opciones que tenemos para alargar su duración. Para los más creativos/as queda la opción del  Upcycling .

3) Respalda con tu firma alguna de las acciones/denuncia de la Campaña.

5) ¡Pregunta!: cuando compres una prenda de vestir o artículo deportivo interésate en la tienda preguntando dónde ha sido fabricado o qué política de sostenibilidad tiene la empresa en cuestión.

Premio Proyecto N-Werkstatt 2015!

Werkstatt N es un sello de calidad otorgado por el Rat für Nachhaltige Entwicklung (“Consejo Alemán para el Desarrollo Sostenible”) a ideas, proyectos e iniciativas que muestren el camino a una sociedad más sostenible. El gobierno alemán puso en marcha y financia este Consejo desde el año 2001.

Es para mí una gran alegría compartir con vosotros, que la web y proyecto “deportesostenible.com” acaba de recibir este sello de calidad y hemos sido elegidos “Proyecto N-Werkstatt 2015”. Este galardón ha sido otorgado por un jurado del mencionado Consejo a los 100 mejores proyectos para 2015, de entre unas 250 candidaturas presentadas.

¡Muchas gracias a todos por vuestras visitas!

RNE_Werkstatt N_projekt15_ausge_rgb

Balones de fútbol y comercio justo

En el último número de la revista alemana Enorm (4/2013) aparece en la página 43 un interesante artículo sobre balones de fútbol. Algunas de las informaciones resultan chocantes:

(traducido del alemán)

“El actual balón utilizado en la primera división de la Bundesliga (liga alemana de fútbol profesional) cuesta aproximadamente 130 euros en las tiendas, de los cuales unos 40 céntimos es lo que recibe la trabajadora en la fábrica. Para la fabricación de estos balones cosidos a mano, se requieren unas 3 horas de trabajo. Aproximadamente un 70% de los balones hechos a mano son realizados en la ciudad de Sialkot al Noreste de Pakistán. La FIFA controla la forma, el tamaño, el peso y el material de los balones. Criterios como un salario justo en la fabricación no son tenidos en cuenta.”

El próximo año se celebra en Brasil el Campeonato del Mundo de fútbol y según los pronósticos, se venderán millones de balones de fútbol en todo el mundo. Una parte importante del deporte sostenible son los artículos deportivos que durante la práctica deportiva utilizamos. ¿Dónde son producidos? ¿En qué condiciones son fabricados? Como sabemos, hoy en día la mayor parte de las prendas y de los artículos deportivos proceden de China y Bangladesh, donde la mano de obra es muy barata y los estándares sociales de los trabajadores, de seguridad en el trabajo y de contaminación del medio ambiente, prácticamente inexistentes.

En este caso particular que nos ocupa con los balones de fútbol, tenemos una interesante alternativa: los balones de comercio justo. Los llamados productos de comercio justo tienen que cumplir unos requisitos para poder recibir esta certificación:

Nazra, TransFair e.V. Fairtrade-Bälle

Nazra, TransFair e.V. Fairtrade-Bälle

– Precios justos y estables para cubrir los costes de una producción sostenible.

– Contratos de larga duración.

– Premium Fairtrade: inversión extra que recibe la organización de productores o de la plantación, para proyectos sociales y económicos, que ellos deciden de forma democrática.

– Derechos de los trabajadores: se protegen los derechos básicos tal y como establece la Organización Internacional del Trabajo, sobre salud, seguridad, libertad de reunión, así como la prohibición del trabajo infantil, la esclavitud o la discriminación.

Más información sobre los balones de comercio justo: aquí.

Balones de comercio justo marca GEPA

Balón de comercio justo en Eroski marca Romester.

TransFair e.V. Fairtrade-Bälle

TransFair e.V. Fairtrade-Bälle